¿Qué tratamientos se recomiendan para el dolor cervical y lumbar?
Salud

Actua contra el dolor

por UE Studio

UE STUDIO

Este contenido ha sido desarrollado por UE Studio, firma creativa de branded content y marketing de contenidos de Unidad Editorial para Zambon Pharma.

El dolor lumbar representa un 30% del total de dolor agudo

El dolor lumbar representa el 30% del total de dolor agudo. Le siguen, la gonalgia o dolor de rodilla (19%) y la cefalea (16%), pero muy cerca, en cuarta posición, el dolor cervical (15%). De este modo, dolor lumbar y dolor cervical constituyen el 45% del dolor agudo de nuestra sociedad.

Estos datos están extraídos de la Guía ‘Pautas de actuación y seguimiento (PAS) en dolor cervical y lumbar agudo’, que ha sido presentada esta semana en la sede del CGCOM y elaborada por un grupo de expertos de la Sociedad Española de Dolor (SED) y la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC). La Guía, patrocinada por Zambon, busca poner al alcance de los profesionales sanitarios los criterios de calidad exigibles en la atención a los pacientes con dolor, y mejorar la calidad y continuidad asistencial del enfermo en la práctica clínica diaria. Se trata de favorecer la práctica centrada en el paciente, y no en la enfermedad. También es necesario mejorar el seguimiento asistencial y prevenir la cronificación del dolor, siendo clave la selección de medicamentos adecuados para proporcionar un alivio apropiado al dolor.

“El dolor es un elemento prioritario y transversal en el marco de las estrategias y políticas de salud del SNS. En concreto, el dolor lumbar agudo tiene la tasa más alta de prevalencia en nuestra sociedad, por lo que hacernos idea de la magnitud de este problema resulta realmente difícil; Si el 80% de toda la población mundial experimenta dolor de espalda o cervical en algún momento de su vida, imaginar las consecuencias sociales, familiares, laborales y económicas resulta difícil de sintetizar. Esta Guía consigue acercarnos de una manera práctica a la prevención y tratamiento del dolor lumbar y cervical agudo”, ha explicado el Dr. Juan Pérez Cajaraville, director de la Unidad del Dolor de HM Hospitales y coordinador de la Guía.

Impacto económico

El dolor de espalda, en particular, el dolor lumbar y cervical, supone un importante problema de salud a nivel mundial, con un mayor peso relativo en los países desarrollados, condicionando un impacto elevado, tanto en costes personales, por limitación de la calidad de vida y la funcionalidad, como en costes económicos directos e indirectos.

Según los datos recogidos en los últimos Informes Nacionales de Salud, el dolor lumbar y la cervicalgia se encuentran dentro de los cinco problemas de salud más prevalentes, con cifras en ascenso. La lumbalgia, como problema crónico de salud, solamente es superada en prevalencia por la hipertensión.

Según los datos del estudio EPISER, el 28,9% de la población había consultado a algún médico o pedido cita por algún problema de huesos o articulaciones en el último año

Las consultas derivadas de problemas osteomusculares son muy frecuentes, tanto en atención primaria como en especialidades como traumatología, reumatología y urgencias. Según los datos del estudio EPISER, el 28,9% de la población había consultado a algún médico o pedido cita por algún problema de huesos o articulaciones en el último año.

La prevalencia puntual del dolor lumbar se estimó en, aproximadamente, el 7,5% de la población mundial, es decir, alrededor de 577 millones de personas. Esta patología ha sido la principal causa de años vividos con discapacidad desde 1990, y sigue siendo un importante problema mundial de salud pública. Una de cada tres personas que vive con dolor lumbar asocia discapacidad y limitación de sus actividades laborales, sociales y de autocuidado.

Según los datos del Global Burden of Disease de 2019, el dolor lumbar fue la principal causa de discapacidad, según lo medido por años vividos con discapacidad (YLD), responsable de 63,7 millones de YLD, lo que supone un 7,4% del total de YLD a nivel mundial en 2019.

Respecto a los costes relacionados con el dolor lumbar, estos se asocian con la utilización del cuidado de la salud y la pérdida de productividad laboral. Estudios realizados en países europeos indican que los costes totales asociados con el dolor lumbar oscilan entre el 0,1 y el 2% del producto interior bruto.

Además, el documento expone que el correcto abordaje inicial del proceso debe evitar su cronificación. En el curso del dolor lumbar y cervical, los síntomas disminuyen rápidamente durante las primeras semanas y meses, con poca mejoría más allá de los 3 meses.

Tratamiento farmacológico

Según las pautas de actuación y seguimiento en dolor cervical y lumbar, el dolor agudo manejado de manera inadecuada tiene un impacto negativo en numerosos aspectos de la salud del paciente y puede aumentar el riesgo de desarrollar dolor crónico. Es por ello que resulta esencial incidir en el tratamiento y el control precoz de los síntomas.

Dentro del tratamiento farmacológico, la Guía describe los AINE como tratamientos de primera línea para el dolor de espalda por su acción antiinflamatoria y analgésica. Dentro de los AINE no selectivos, merece una especial atención el ibuprofeno, y se considera ampliamente como el fármaco mejor tolerado de su clase, existiendo en el mercado preparaciones en las que la biodisponibilidad del ibuprofeno aumenta mediante la salificación con diversas sales, en particular la L-arginina (arginato de ibuprofeno), la cual, además, podría disminuir los efectos secundarios gastrointestinales del ibuprofeno, al ser sustrato de la enzima sintetizadora del óxido nítrico (NO), las NO sintetasas.

Acceso a la Guía y acreditación

Las Pautas de Actuación y Seguimiento en Dolor cervical y lumbar agudo en Atención Primaria es una actividad de formación continuada y acreditada. Para poder evaluarte y optar al diploma acreditativo debes dirigirte al Campus Virtual de la Fundación para la Formación de la Organización Médica Colegial. La evaluación se compone de 50 preguntas tipo test con 5 opciones de respuesta, siendo una de ellas la válida. El criterio de evaluación exigido para obtener los créditos correspondientes será el 80% de respuestas correctas. Accede a la formación: https://pautasdeactuacionyseguimiento.com/contenido/modulo-1

Esta actividad formativa tiene concedidos 20 créditos ECMECs (European Continuous Medical Education Credits) de SEAFORMEC (Consejo Profesional Médico Español de Acreditación) y UEMS (Union Européenne de Médecins Spécialistes), que, en virtud de los acuerdos con el Ministerio de Sanidad, tienen una equivalencia de 3 Créditos Españoles de Formación Continuada del Sistema Nacional de Salud.

¿Qué tratamientos se recomiendan para el dolor cervical y lumbar?

El dolor y su tratamiento son áreas de interés para un número cada vez mayor de profesionales de la salud debido a la alta prevalencia que tienen en la población. El dolor lumbar y cervical, por ejemplo, suponen el 45% del dolor agudo en la sociedad, según datos de los Informes Nacionales de Salud. Y es fundamental abordarlos de forma temprana y eficaz para evitar su cronicidad.

Uno de los ejemplos más recientes del interés del profesional médico por el dolor es la publicación de las Pautas de Actuación y Seguimiento (PAS) contra el dolor cervical y lumbar agudo. Una guía impulsada por el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) y la Fundación para la Formación (FFOMC) y avalada por la Sociedad Española del Dolor (SED) y la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc). Se trata de un proyecto que ha contado con el patrocinio de Zambon y que pretende fomentar el avance y la formación en la práctica del tratamiento del dolor. Su objetivo: mejorar la continuidad asistencial y el buen seguimiento del paciente.

Contar con iniciativas como la Guía de las PAS contribuye a mejorar la eficiencia del sistema sanitario, tanto en costes asociados a la atención sanitaria como en la calidad de las visitas al paciente. El coste de la atención sanitaria se multiplica a causa de diagnósticos lentos que requieren que el paciente realice varias visitas a los profesionales. Por ejemplo, estudios realizados en países europeos indican que los costes totales asociados al dolor lumbar oscilan entre el 0,1 y el 2% del producto interior bruto. Por ello, la Guía de las PAS es un avance en la mejora del sistema. En palabras del Dr. José María Rodríguez Vicente, Secretario del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, “una buena exploración realizada con estas indicaciones va a permitir al médico de atención primaria poder evitar pruebas complementarias y permitirá dar un diagnóstico y tratamiento eficaz desde el principio”.

La presentación de las pautas tuvo lugar en Madrid este verano en un evento al que asistieron profesionales destacados del sector implicados en el proyecto, como el Dr. Rodríguez Vicente, que además es Coordinador General del Programa PAS, o Doña Elena Fernández Martínez, coordinadora Técnica de la Fundación para la Formación. La presentación contó también con la presencia del Doctor Juan Pérez Cajaraville, Director de las Unidades del Dolor de HM Hospitales, como Coordinador de dicha Guía.

La importancia de tratar el dolor lumbar y cervical de forma rápida

"Los médicos debemos ser muy rápidos en el tratamiento del dolor agudo para evitar la cronicidad" Dr. Pérez Cajaraville

En el marco del lanzamiento de esta Guía, los profesionales remarcaron la incidencia y prevalencia del dolor en la sociedad. El Dr. Pérez Cajaraville destacó que “es fundamental tratar el dolor lumbar agudo y cervical de una manera muy precoz” y profundizó sobre la importancia de abordar este tipo de dolor en sus primeras fases.

“Generalmente,” continúa el Dr. Pérez Cajaraville, “el dolor agudo lumbar o cervical se resuelve casi espontáneamente en dos, tres, cuatro o cinco días. No obstante, los médicos debemos ser muy rápidos en el tratamiento del dolor agudo para evitar la cronicidad”. Esto se debe a que una vez el dolor es crónico, su tratamiento es muy complejo.

El doctor Pérez Cajaraville añade que el paciente con dolor crónico tiene que dedicar muchos recursos a medicamentos, pruebas de imagen a largo plazo y atención sanitaria continuada. El dolor crónico se convierte en un compañero indeseado con el que debe aprender a convivir.

Por eso es importante que los profesionales tengan a su disposición herramientas actualizadas que les permitan atender a sus pacientes de la mejor manera posible. Doña Elena Fernández Martínez, coordinadora de la FFOMC defiende que la formación de los sanitarios no puede acabar una vez se gradúan. “Es una de las tareas más importantes que tiene el profesional médico. Un médico tiene que formarse continuamente durante toda su vida, porque esa formación se refleja en el paciente”, dice Fernández.

¿Cómo se puede tratar el dolor?

En cuanto a las maneras de abordar el tratamiento del dolor con fármacos, el Dr. Pérez Cajaraville explica que “utilizaremos antiinflamatorios no esteroideos. Entre ellos, los que tienen mayor evidencia son el ibuprofeno y el naproxeno”. ¿Cuál es más recomendable?, podrían preguntarse algunas personas. El doctor responde que en la guía clínica se recomiendan los AINE tipo ibuprofeno y naproxeno, y destaca la fórmula ibuprofeno-arginina. “Tiene unas peculiaridades que la diferencian del ibuprofeno”, comenta. Gracias a la arginina, el tratamiento actúa más rápidamente porque esta molécula le da más biodisponibilidad, esto significa que “actúa de manera más eficaz, e incluso protege la gastrolesividad propia de los antiinflamatorios no esteroideos”.

Sin embargo, es importante apoyar el uso de tratamientos farmacológicos contra el dolor cervical y lumbar con otras medidas. El Dr. Pérez Cajaraville nombra la terapia conductual, postural, el ejercicio en medidas consideradas adecuadas para cada caso y, si es posible, evitar el reposo.

El dolor crónico, por tanto, puede y forma parte de la vida de muchos pacientes que no han recibido un tratamiento temprano y efectivo. Está en manos del colectivo médico seguir avanzando en esta línea de asistencia sanitaria, mediante formaciones e iniciativas como esta Guía de PAS, para reducir las posibilidades de que el dolor que padecen algunos pacientes se convierta en un problema crónico. El Dr. Rodríguez Vicente, coordinador del Programa PAS, lo remarca definiendo las guías como un recurso con “una importancia extraordinaria, no solo para los médicos a los que va dirigida. Puede beneficiar al sistema más que al propio médico”.

Breves biografías de los profesionales entrevistados

Dr. Juan Pérez Cajaraville

Es especialista en Anestesiología y Reanimación y ocupa actualmente el cargo de Director de las Unidades de Tratamiento del Dolor de HM Hospitales. A lo largo de su experiencia profesional ha actuado como responsable de la Unidad de Dolor de la Clínica Universidad de Navarra y es todavía vocal de la Junta Directiva de la SED, representante de España en el consejo de la European Federation of IASO Chapters y Presidente de la Comisión de Docencia Europea.

Doña Elena Fernández Martínez

Es la Coordinadora Técnica de la Fundación para la Formación, que es una organización avalada por la Organización Médica Colegial de España que trabaja para ofrecer a la comunidad profesional sanitaria oportunidades de formación.

Dr. José María Rodríguez Vicente

Es el Secretario General del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos. Licenciado en Medicina por la Universidad de Salamanca, es especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, y es el Coordinador General del programa PAS.

Este contenido ha sido desarrollado por UE Studio, firma creativa de branded content y marketing de contenidos de Unidad Editorial para Zambon Pharma